LA SOCIEDAD SECRETA MAS CONOCIDA EN EL MUNDO LOS ILLUMINATI FUNDADA POR ADAM WEISHAUPT


400px-Johann_Adam_Weishaupt

Adam Weishaupt (6 de febrero de 174818 de noviembre de 1830),[1] profesor de Derecho Canónico de la Universidad de Ingolstadt, célebre por haber fundado la orden de “Los Perfectibilistas” mejor conocida como los Illuminati. Enseño que existe una iluminación racional, al margen y por encima de la fe, accesible a cualquier persona, y capaz de conducir a una superior perfección.

Fue educado por los jesuitas, recibiendo una fuerte influencia de la biblioteca de su abuelo, de la que aprendió parte de la ideología de filósofos franceses. Estudiaba derecho, economía, política, historia y corrientes ocultas como el gnosticismo y la filosofía de la reciente masonería. Fuentes de la época aseguran que devoraba vorazmente cada libro que se encontraba. A pesar de haber recibido una fuerte influencia jesuita y de vivir en un periodo en el que la Compañía de Jesús fue perseguida en distintos países, Weishaupt siempre mostró repudio para con ésta.

Illuminati es el nombre por el que se conoce mayormente la Orden de los Perfectibilistas o Iluminados de Baviera.

La pirámide truncada con el ojo que todo lo ve y el lema Novus Ordo Seclorum, del Gran Sello de los Estados Unidos, considerada como un símbolo illuminati.

Es una sociedad secreta fundada el 1 de mayo de 1776 en Ingolstadt (Alemania) por Adam Weishaupt. En latín, illuminati (pronunciado il luminati) significa ‘iluminados’; su singular es illuminatus.

La Orden de los Iluminados de Baviera fue fundada en la noche del 30 de abril al 1 de mayo de 1776 (víspera de la famosa noche de Walpurgis), en un bosque cerca de Ingolstadt (Baviera), al sur de Alemania, donde un pequeño grupo de hombres establecieron y juraron cumplir los propósitos de la sociedad.

Tras la fundación, Adam Weishaupt (quien se proclamó a sí mismo con el nombre simbólico de Spartacus) atrajo a su primer adepto; un barón protestante de Hannover llamado Adolph von Knigge (Frater Philón), quien ya estaba iniciado en la masonería y que posteriormente desarrolló el Rito de Los Iluminados de Baviera, junto a Weishaupt a quien introdujo dentro de la logia de Munich: Teodoro del Buen Consejo.

Gracias a las habilidades de Von Knigge, los illuminati rápidamente se extendieron por Alemania, Austria, Hungría, Suiza, Francia, Italia y otros puntos de Europa, afiliando a personalidades de la talla de Herder (Damasus), Goethe (Abaris), Cagliostro, el Conde de Mirabeau (Leónidas) y el legendario alquimista Conde de Saint Germain, entre otros. Algunos nobles como los duques de Saxe-Weimar y el de Saxe-Gotha, los príncipes Ferdinando de Brunswick y Karl de Hesse, el conde de Stolberg y el barón de Karl Theodor von Dalberg, también figuraron dentro de la iniciación iluminada.

Animado por su éxito al lograr reclutar un gran número de pensadores, filósofos, artistas, políticos, banqueros, analistas, etc, Adam Weishaupt tomó la determinación de afiliarse a la masonería por medio de Von Knigge, y ordenó la infiltración y el dominio de la misma.

El 16 de julio de 1782, en una reunión de la masonería continental que tuvo lugar en el convento de Wilhelmsbad, los illuminati intentaron unificar y controlar bajo su autoridad todas las ramas de la masonería. Aunque ya habían logrado infiltrarse en las logias de toda Europa, la Gran Logia de Inglaterra, el Gran Oriente de Francia y los iluminados teósofos de Swedenborg decidieron no apoyar los planes de Weishaupt y oponerse formalmente a los illuminati.

Debido al fracaso de este movimiento, Von Knigge renunció pensando que ya no tenía sentido seguir con los planes y se retiró a Bremen donde pasó sus últimos años. Mientras tanto Weishaupt recibía las ofensivas de los masones de Inglaterra y de los martinistas a quienes denunció en sus escritos, argumentando que La Gran Logia de Londres se creó a sí misma en 1717 por clérigos protestantes que no estaban iniciados en la masonería, es decir, que fue fundada por profanos sin constancias ni documentos válidos.

GRACIAS A LOS CREADORES DE ESTOS EXCELENTES VIDEOS Y POR SUBTITULARLOS ADMIRO SU TRABAJO Y DEDICACION POR DIFUNDIR INFORMACION OCULTA.

“El deseo de dominar el mundo, ya sea a través del poder de las armas, la cultura o la religión, es tan viejo como la historia….”.

Luego de detallar algunos de los intentos de tomar el control del papado por parte de elementos no cristianos, Compton llega entonces a Adam Weishaupt, el sacerdote jesuita que creó los Maestros de los Illuminati, sobre los cuales hemos hablado repetidamente. Compton declara, “…Adam Weishaupt pudo ver el prospecto que tenía delante de sí son una mente militar. Tenía empuje y visión. Sabía el valor de la sorpresa, basada en el secreto… Era decidido… Fusionaría a la humanidad en un todo, eliminaría la tradición, suprimiría los dogmas…”.  Weishaupt  “se diferenció de sus compañeros en nombre de la hermandad universal. El estado ideal que Weishaupt tenía en mente estaba… basado en el sueño imposible de la perfección humana… El primer día de mayo de 1776, la sociedad secreta que habría de afectar profundamente gran parte de la historia subsiguiente comenzó a existir con el nombre de los Illuminati.

“Los Illuminati tenían…un plan .. se decidieron por una muy abarcadora línea de conducta. Esta formaría y controlaría la opinión pública. Amalgamaría las religiones al disolver todas las diferencias de creencias y rituales que las habían mantenido aparte, y se apoderaría del papado y pondría a un agente suyo en la Silla de Pedro“.

Estos planes se escribieron en 1776.

Posteriormente, un miembro de los Illuminati, Nubius, en un escrito de 1818 declaró que la meta de los Illuminati es “la completa aniquilación del catolicismo, e incluso, finalmente del cristianismo. Si el cristianismo sobreviviera, aun sobre las ruinas de Roma, un poco después reviviría y viviría”. Posteriormente, examinaremos las mismas metas, según se expresan en el libro de la Nueva Era “The Occult Conspiracy” (La conspiración oculta). Compton continúa citando la explicación de Nubius sobre la necesidad de los Illuminati de infiltrar el papado.

“El papado ha estado entrelazado durante setecientos años con la historia de Italia. Italia no puede moverse ni respirar sin el permiso del Sumo Pontífice… Es necesario buscar un remedio. Muy bien, hay un remedio a la mano. El Papa… nunca entrará a una sociedad secreta. Por tanto, se convierte en deber de las sociedades secretas hacer el primer avance hacia la Iglesia y el Papa, con el objeto de conquistar a ambos“.

Esto no es nada más que un llamado a los Illuminati a infiltrar el papado. Así, la meta desde el principio (1776) fue plantar un iluminista confeso en el papado, mientras las filas católicas estarían completamente ignorantes de que esto había ocurrido. Nubius reconoció entonces que ese proceso podría tomar muchos, muchos años. Previmos la necesidad de invadir y tomar los conventos y seminarios, para ganar las mentes de las monjas y especialmente los sacerdotes que suben para convertirse en cardenales. Los cardenales eligen al Papa.

¿Cómo fue financiado Weishaupt en su empeño de establecer los Maestros de los Illuminati? Compton explica:

“El (Weishaupt) recibió respaldo financiero… de un grupo de banqueros de la Casa de Rothschild. Fue bajo su dirección que se elaboraron los planes a largo plazo y a nivel mundial de los Illuminati…”

Compton luego confirma la naturaleza espiritual ocultista de este plan de los Illuminati para un Nuevo Orden Mundial.

“El reclamo de estar poseídos por una influencia de otro mundo podría no haber sido totalmente falso… someterse a las pruebas que hacen a un Illuminati de pura cepa (la ceremonia se realizó de noche, en una cámara subterránea cerca de Frankfurt”. ¿Recuerdan nuestra discusión, la semana pasada, sobre las iniciaciones de la American Skull and Bones society (Sociedad Americana Calavera y Huesos)? También llevan a cabo su iniciación en una tumba bajo tierra, o cámara, en medio de la noche. Recuerden, Anton LeVey revela en su libro, Satanic Rituals (Rituales Satánicos), que esa ceremonia es normal en el satanismo.

Compton registra más de la influencia ocultista de los Maestros de los Illuminati. “…Algunos ritos y símbolos derivaron un significado innegable de lo que generalmente es llamado Magia Negra, o de la invocación de un poder satánico cuya potencia corre como un rayo siniestro…”.

“El hombre se guía y recibe órdenes por los símbolos… Los Illuminati hicieron uso de … una pirámide, o triángulo, que  durante mucho tiempo ha sido conocida por los iniciados como un signo de fe solar o mística. En la cima de esa pirámide, estaba, y de hecho aún está, la imagen de un Ojo humano separado, a la que se han referido en forma diversa como el ojo abierto de Lucifer… o el observador eterno del mundo y la escena humana”.

“La pirámide era uno de los símbolos que representaba la deidad desconocida y sin nombre en los cultos precristianos. Siglos después, fue resucitada como símbolo de la destrucción de la Iglesia Católica; y cuando la primera fase de esa destrucción había sido producida por aquellos que la habían infiltrado y desde entonces ocupaban algunos de los lugares más altos en la Iglesia, la reprodujeron como señal de su éxito“.

Compton luego nos estremece con la siguiente revelación:

El (este Ojo que Todo lo Ve) dominaba sobre las multitudes que se reunieron para el Congreso Eucarístico de Filadelfia en 1976. Fue tomado por los jesuitas, que publicaron el anuario de la Sociedad, y apareció en una serie de estampillas del Vaticano emitidas en 1978” . El autor cristiano Bill Cooper, me confirmó este hecho verbalmente por teléfono cuando llamé a su asistente para tratar de confirmar independientemente esta chocante información.

Compton identifica más específicamente el verdadero significado del Ojo que todo lo Ve:

“El Ojo, que se remonta a los adoradores babilónicos de la luna, o astrólogos, vino a representar la trinidad egipcia (pagana) de Osiris, el sol; Isis, la diosa de la luna, y su hijo, Horus “.

De hecho, una de las marcas que identifica al paganismo es su adoración de la Trinidad como Padre, Madre Virgen e Hijo. Esta Trinidad Pagana se encuentra en virtualmente cada religión pagana organizada en el mundo.

Compton continúa examinando el progreso del Plan de los Illuminati para infiltrar la Iglesia Católica desde adentro.

“Para mediados de los 1800, los Illuminati estaban al mando del Estado de Italia”. Pero todavía la oficina religiosa del papado estaba fuera de su control.

En este punto, debemos recordar que el papado y la Iglesia Católica Romana entera estaban siendo mortalmente debilitados por la inclusión de doctrina falsa, pagana. Fue sólo cuestión de tiempo antes de que los Illuminati pudieran derrocar al papado al implantar exitosamente a uno de los suyos. El papado estaba destinado a caer como un árbol que se había estado pudriendo por siglos antes de que cayera de repente bajo la arremetida del viento persistente. La meta de infiltrar el Vaticano con un iluminista está también detallada en el libro The Occult Conspiracy (La conspiración oculta), por Michael Howard, en el capítulo 7, titulado “Secretos en el Vaticano”.

Esta meta suprema de los Illuminati de infiltrar a los suyos en los niveles más altos de la Iglesia Católica no tuvo éxito hasta principios de los 1960, cuando se convocó el Vaticano II. Compton declara, “los librales o progresistas, seguros de haber traído los designios de las sociedades secretas a una conclusión exitosa, estaban exultantes… EL mundo entero de la religión ahora estaba permeado por su influencia…” (p. 62).

“En menos de una década la iglesia había transformado de una implacable enemiga del comunismo en una activa y bastante poderosa defensora de la coexistencia con Moscú y la China Roja. Al mismo tiempo, los cambios revolucionarios en sus enseñanzas de siglos han movido a Roma más y más cerca… de  las del neopaganismo humanista, del Concilio Nacional y Mundial de Iglesias”.

“Este salón [de meditación] era un centro de los Illuminati, dedicado al culto del Ojo que Todo lo Ve, que bajo un sistema de alegorías y secretos velados… estaba dedicado al servicio de los cultos paganos, y la obliteración del cristianismo en favor de las creencias humanistas”.

Este ritual ocultista de iniciación por el papa Paulo VI en el Salón de Meditación de las Naciones Unidas, “representó la etapa inicial de un esquema, el cumplimiento del cual sería… la erección del Templo del Entendimiento, en cincuenta acres del Potomac en Washington, D.C…. El propósito subyacente del templo fue revelado de lleno por su… Ojo que Todo lo Ve… que representaba las seis fes del mundo — budismo, hinduismo, islam, judaísmo, confucianismo y cristianismo…” Esta abdicación significa que el Papa ya no se considera el “Vicario de Jesucristo sobre la tierra”.

El escenario está así preparado para la formación y el anuncio de la Religión del Nuevo Orden Mundial. Esta nueva religión será una combinación de todas las religiones del mundo, lo que significa el toque de difuntos para la Separación del Cristianismo Verdadero. Recuerde las palabras de Jesús, “Yo SOY el Camino, y La Verdad, y la Vida; nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6). Esta dramática declaración significa que ninguna de las otras religiones individualmente ni la Religión del Nuevo Orden Mundial pueden proveer el camino al Padre en el Cielo. Al infiltrar y tomar control del papado católico romano, Satanás habrá obtenido una enorme victoria, y estará preparado el escenario para el desarrollo de los sucesos predichos en el libro del Apocalipsis.

Ahora considere el próximo paso que dio el papa Paulo VI, como lo registra Compton: “Hizo también uso de un símbolo siniestro, usado por los satanistas en el siglo seis, que había sido revivido en la época del Vaticano Segundo. Este era una cruz torcida o partida, en la que se exhibía una figura repulsiva y distorsionada de Cristo, de la cual los practicantes de la magia negra y brujos de la Edad Media habían hecho uso, para representar el término bíblico ‘marca de la Bestia’. Aun así no sólo Paulo VI, sino sus sucesores, los dos Juan Pablo, llevaron ese objeto y lo alzaron para que fuera reverenciado por las multitudes, que no tenían la menor idea de que representaba al anticristo” . En la página 56, Compton retrata al actual papa, Juan Pablo II, sosteniendo esta cruz torcida o partida.

Qué chocante que un papa católico pueda utilizar o utilice un objeto que se sabe es satánico, que representa al Anticristo, y hacer que los fieles en la multitud se inclinen ante él y lo reverencien. Esto nos recuerda la profecía de Apocalipsis 13:12, de que el Falso Profeta hará que las gentes de la tierra deifiquen (adoren) al Anticristo.

Pero la peor revelación de Compton aún está por venir.

El papa Paulo luego se presentó en el Yankee Stadium “llevando el efod, la antigua vestidura… que usó Caifás… quien pidió la crucifixión de Cristo”..(Ibid).

“Pocos días después del regreso de Paulo a Roma, el obispo de Cuernavaca, Mendes Arceo, declaraba que  ‘el marxismo es necesario para hacer realidad el reino de Dios en la época actual’; mientras que el papa Paulo dejó saber que Roma…estaba lista para considerar de nuevo las sociedades secretas” .

“Una mañana del verano de 1976, unos jóvenes seminaristas católicos se sintieron sumamente alarmados por una revelación en un diario llamado el “Borghese…porque el periódico contenía una lista detallada de clérigos, algunos de los cuales ocupaban algunos de los cargos más elevados, que se decía eran miembros de sociedades secretas. Fueron noticias sorprendentes, porque… los estudiantes estaban familiarizados con… la ley canóniga 2335, [que] expresamente declara que un católico que se uniera a una sociedad de ese tipo sería excomulgado… mientras que la ley canóniga 2336 estaba relacionada con las medidas disciplinarias a ser aplicadas contra cualquier clérigo” que se uniera a una sociedad secreta.

Michael Howard, autor de la Nueva Era de “The Occult Conspiracy”, habla de esta misma lista, pero va más allá para revelar que la mayoría de estos jerarcas católicos eran miembros de logias masónicas . Howard declaró que algunos de estos altos jerarcas del Vaticano eran:

El secretario privado del papa Paulo VI
El director general de Radio Vaticano
El arzobispo de Florencia
El prelado de Milán
El director asistente del periódico del Vaticano
Siete obispos italianos
El abad de la Orden de San Benedicto

Estos estudiantes quedaron horrorizados con esta revelación, porque se habían emitido repetidas bulas papales contra las sociedades secretas, comenzando con el papa Clemente XII (1738), y terminando con el papa Pío XI, que murió en 1939.

Este artículo fue negado en forma muy vociferante por un escritor católico, M. Jacques Ploncard, en la publicación L’Aurora, quien declaró que ningún prelado había estado afiliado a una sociedad secreta desde 1830. Sin embargo, investigadores determinados, algunos de los que fingieron ser miembros del gobierno, lograron acceso al Registro Italiano de Sociedades Secretas, y recopilaron una lista de cardenales, arzobispos y obispos que eran miembros de sociedades secretas. Esta lista incluyó a 125 prelados. Compton luego hace una lista de estos nombres en las páginas 78-84. El escenario estaba ahora preparado para la plena aprobación papal de la membresía en las sociedades secretas. El 27 de noviembre de 1983, el papa Juan Pablo II, el papa actual, emitió la bula papal que legalizó la membresía en las sociedades secretas para los católicos.

Ahora podemos entender cómo es que este papa Juan Pablo II puede exhibir tan descaradamente la cruz torcida o partida, ocultista. Ahora podemos entender cómo el papa Juan Pablo puede buscar con entusiasmo la dominación del Nuevo Orden Mundial, como lo afirma Malachi Martin en su libro, The Keys to this Blood (Las llaves para esta sangre). Martin es un sacerdote jesuita retirado, que enseñó en el Instituto Bíblico Pontificio del Vaticano.

Finalmente, luego de más de 200 años la Sociedad Secreta de los Maestros del Illuminati, los originadores del concepto del Nuevo Orden Mundial, han alcanzado uno de sus principales objectivos, infiltrar a su propio iluminista como Sumo Pontífice de la Iglesia Católica Romana. Este suceso ocurrió, como ya hemos declarado, a principios de los 1960, cuando el papa Paulo VI llegó al poder. Este periodo de tiempo también encaja con el periodo general de degradación espiritual y apostasía que hemos destacado en programas anteriores y en nuestro seminario. Es interesante que el autor cristiano Bill Cooper, en su libro Behold a Pale Horse (He ahí un caballo blanco), declara, “en 1952, se formó una alianza, que unía… por primera vez en la historia: Las Familias Negras (la nobleza europea, que históricamente han practicado el espiritismo ocultista); los Illuminati, el Vaticano, y los masones, que ahora trabajan juntos para traer el Nuevo Orden Mundial”.

Anuncios

3 comentarios en “LA SOCIEDAD SECRETA MAS CONOCIDA EN EL MUNDO LOS ILLUMINATI FUNDADA POR ADAM WEISHAUPT”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s