¿Porque el Islam permite la poligamia?


P
Poligamia

La poligamia musulmana (del tipo poliginia), en la práctica y en la ley, difiere sustancialmente a lo largo del mundo islámico. Mientras que en algunos países musulmanes la poliginia es algo común, en muchos otros, es a menudo rara o inexistente. Mientras que la poliginia musulmana se puede encontrar principalmente en las culturas árabesArabia Saudita, y en los Emiratos Árabes Unidos, es extremadamente rara o aun prohibida en estados árabes seculares como Líbano o en países musulmanes no árabes como Turquía y Malasia.

Poligamia en el Islam

En los países musulmanes donde ocurre la poliginia, existen ciertos principios fundamentales comunes en la mayoría de ellos. De acuerdo con la tradición de la ley islámica, un hombre puede tomar hasta cuatro esposas, pero cada una de ellas debe tener sus propiedades, bienes y dote. Usualmente las esposas tienen poco contacto una con las otras y llevan vidas separadas en sus propias casas, algunas veces en ciudades diferentes, aunque compartan un mismo marido. Así, la poliginia musulmana está tradicionalmente restringida a hombres ricos, y en algunos países es ilegal para un hombre casarse con varias esposas si es incapaz de darles un cuidado apropiado. En tales países musulmanes donde la poliginia es común y legal, los musulmanes polígamos viven en gran medida, abiertamente ante el resto de su sociedad.

Las condiciones para casarse con mas de una mujer

El contrato de matrimonio y el derecho femenino

EN EL NOMBRE DE ALLAH, EL COMPASIVO, EL MISERICORDIOSO

LA POLIGAMIA

Introducción (Emilio Monedero)

Sé que escriba lo que escriba y lo exprese como lo exprese, muchas personas que lean este apartado, mal interpretarán o copiarán y pegarán nuestros textos en foros y otros lugares públicos cortando frases para descontextualizar y tergiversar a conveniencia (algo que ya se ha realizado en varias ocasiones con esta web). No es algo que me preocupe en absoluto, pues estoy seguro que habrá otras muchas personas que entenderán lo que queremos decir, sin ningún problema.

En primer lugar debe quedar muy claro:

1) EL ISLAM NO HA INVENTADO LA POLIGAMIA.

2) En el propio Corán se desaconseja (menciona literalmente la imposibilidad de ser justo si se practica).

3) Si bien el Islam no la prohíbe, la delimita legalmente hasta el extremo de hacerla difícil, cuando no imposible.

Los pocos musulmanes que recurren a la poligamia, son mucho menos frecuentes que los esposos y esposas infieles que viven en las sociedades supuestamente monógamas.

 

La poligamia existía previamente a la aparición del Islam. Existía y existe en el mundo entero. El Islam tan solo la reguló estableciendo unos límites, pero en ningún caso la inventó ni la fomentó.

Según la ley islámica, la poligamia no es un capricho que el ser humano puede elegir cuando le apetece. Debe cumplirse una serie de requisitos muy importantes y debe darse en unas circustancias muy determinadas. Es un permiso condicional y no un artículo de fe ni una cuestión de necesidad. Por ejemplo, la poligamia es factible para evitar un mal en la sociedad. Realmente en la sociedad occidental EXISTE LA POLIGAMIA, pero de forma ilegal. Esto deja desprotegidos a los hijos ilegítimos que pudiera haber y a la mujer con quien la practican. Todos sabemos cuántos hombres tienen una “querida”. Bien, esto es regulado de forma que si la esposa prefiere no divorciarse de su marido y consiente que éste se case con la otra, en casos muy particulares, sea posible el matrimonio con esa segunda mujer. En determinadas sociedades, esto es normal (es algo cultural, aunque a los occidentales ,incluidos los musulmanes europeos, nos pueda parecer muy extraño), el Islam lo único que hizo fue regularlo, legalizándolo y restringiendo la poligamia. Sin prohibirla, pero tampoco la exige. Cada cultura tiene derecho a desarrollar sus pautas de comportamiento, siempre y cuando no se dañe la dignidad del/la individuo/a. El Islam respeta todas las culturas, es por eso que no lo prohíbe, pero pone unas condiciones tan difíciles que pocas personas pueden llevarla a cabo (si éstas son musulmanes dignos). De hecho la poligamia es poco habitual entre los musulmanes. Otra cosa es que existan casos de personas que se tomen la poligamia fuera de los marcos religiosos islámicos y la use para su propio egoísmo. Esto es como en todo, siempre hay y habrá personas y sociedades que se aprovechen de unas circunstancias o que tergiversen a su gusto, una religión para satisfacer sus intereses. Esto no debe en ningún caso, ser extensible a la totalidad de los musulmanes.

LA POLIGAMIA EN EL ISLAM

Colaboradora Ommo Shariff:

La poligamia en el Islam depende únicamente del consentimiento de la mujer, lo cual es cierto tanto respecto de la primera como de la eventual segunda, por supuesto que la segunda mujer puede rehusar convertirse en la esposa de un hombre que ya tiene una, sabemos que en el Islam no se puede obligar a contraer matrimonio a una mujer sin su consentimiento. Si una mujer acepta ser co-esposa, no es a la ley a quien hay que atribuirlo ni acusarla de ser cruel e injusta hacia la mujer y de que no favorece más que al hombre. En cuanto a la primera mujer, la poligamia depende igualmente de ella, durante la boda, puede hacer figurar en el contrato que su marido permanecerá monógamo, esta cláusula será tan valida a los ojos de la ley como cualquier otra cláusula de un contrato legal. Si una mujer no quiere servirse de este derecho, no corresponde a la legislación obligarla a ello. Acabamos de hablar de casos excepcionales, pero también corresponde a la ley afrontarlos ofreciendo los remedios posibles. La poligamia no es en absoluto una regla, sino una excepción, y esta excepción tiene múltiples ventajas, sociales y de otro tipo, de las que no se puede hablar aquí sin alargar el tema. La ley islámica esta incluso orgullosa de ser capaz de esta elasticidad.

No se encuentra en las leyes religiosas de la antigüedad ninguna restricción respecto al número de mujeres que un hombre puede desposar. Los Profetas bíblicos eran polígamos, y en el propio seno del cristianismo, que se asocia ahora indisolublemente de la idea de monogamia, eminentes teólogos, como Lutero, Melanchton, Bucer, etc., cf.diccionario de la Biblia art. poligamia, no han vacilado deducir de la parábola de las diez vírgenes S. Mateo, 25-1,12, en la que Jesús toma ejemplo del matrimonio de un hombre con diez mujeres a la vez, que la poligamia estaba admitida. Hasta el S. XI se han encontrado actas matrimoniales de matrimonios polígamos en Europa. Si los cristianos no quieren aprovecharse del permiso que parece darles su religión, la ley no cambia por ello. Y ello es verdad también para los musulmanes, cuya ley es la única en restringir el numero máximo de esposas en un matrimonio polígamo.

La monogamia, como única y exclusiva forma de matrimonio, hasta el punto de que la poligamia sea contemplada como una ofensa grave y criminal, como un pecado y un sacrilegio, es, en efecto, cosa muy rara. Tal ideal exclusiva y tal visión rígida del matrimonio es probablemente imposible encontrar fuera del desarrollo moderno, relativamente reciente, de la cultura occidental. No se halla siquiera implícita en la doctrina cristiana.

No hay derecho a decir que es el cristianismo quien impuso la monogamia en el mundo civilizado occidental… El cristianismo no prohíbe explícitamente la poligamia, salvo en caso de obispos y diáconos, 1 Timoteo II, 2 y 12… Ninguno de los concilios cristianos de los primeros siglos se opusieron a la poligamia y no se puso ningún obstáculo a su práctica por los reyes de los países en donde ya existía en tiempos del paganismo. A mediados del S. VI, rey de Irlanda, tenía dos reinas y dos concubinas. La poligamia fue practicada sin obstáculos por los reyes merovingios. Carlo Magno tenía dos reinas y muchas concubinas, y una de sus leyes supone que la poligamia no era desconocida por los sacerdotes. Mas tarde, Felipe de Hesse y Federico Guillermo de Prusia contrajeron matrimonios bígamos con el asentimiento del clero luterano. Lutero mismo aprobó la poligamia del primero y Melachton hizo lo mismo. En varias ocasiones, Lutero habla de la poligamia, con una gran tolerancia, no ha sido prohibida por Dios… La poligamia era realmente preferible al divorcio. En 1650, poco después del tratado de Westfalia, como la población había sido reducida considerablemente por la Guerra de los 30 anos, Kriegstag de Franconia voto que en lo sucesivo todo hombre tendría el derecho a desposar a dos mujeres. Algunas sectas cristianas han luchado con fervor en favor de la poligamia. En 1531, los anabaptistas la predicaron abiertamente en  Munster, alegando que todo verdadero cristiano debía de tener varias mujeres. Y los mormones, como todo el mundo sabe, contemplan la poligamia como institución divina.

En las instrucciones dadas por el landgrave Felipe de Hesse al doctor Martin Bucer, sobre las cosas que debía preguntar a los doctores Martin Lutero y Felipe Melanchton se lee, 10. Se que  Lutero y Melanchton han aconsejado al rey de Inglaterra no romper su primer matrimonio, sino desposar a una segunda mujer, como se ve en su consulta motivada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s