Parte 1:El Mito De La Mamografía Por Fiona Bawdon (Traducido Al Español Por Viviana Diogo)


https://i0.wp.com/www.monografias.com/trabajos65/cancer/cancer_image013.jpg

Cómo todos nuestros esfuerzos porhacer exámenes para el cáncer demama a gran escala pueden causar lamisma enfermedad que  intentan detectar.Cada año se diagnostican unos 25.000casos de cáncer de mama en GranBretaña, y 180.000 en los EE.UU. Trecemil mujeres británicas y cien mil norteamericanas morirán de esta enfermedad cada año. En1990, el gobierno británico introdujo un programa nacional de exploraciones mamarias, en elcual se invitaba a las mujeres de edades comprendidasentre 50 y 64 años a realizarse una mamografía -una radiografía de rayos X de los pechos que, supuestamente, detecta anomalíascada tres años. Las mujeres mayores de 65 serán exploradas cuando ellas lo requieran.El programa de exploraciones tiene como objetivo detectar más cánceres y con mayor antelación de cara a mejorar la prognosis de la mujeres afectadas. Algunos médicos insisten en que las mujeres jóvenes también deberían tener el “derecho” de hacerse una exploración de forma rutinaria.

No obstante, cada vez existen más pruebas de que las mamografías (que, al igual que cualquier otra radiografía de rayos X, implica bombardear al paciente con radiación) pueden ser claramente perjudiciales e incluso provocar la enfermedad que intentan detectar. Un estudiocanadiense, que todavía tiene que publicarse al completo, parece confirmar los descubrimientos de investigaciones previas (P Stomper y R Gelman, Hematol Oncol Clin N Am 1989; 3:611-40); sugiere claramente que una mujer tendrá más probabilidades de morir de cáncer si se hace mamografías que si no se las hace. El estudio canadiense, que utiliza el National Breast Cancer Screening Trial, está examinando el efecto de las mamografías en mujeres menores de 50 años. Los datos revelados hasta el momento indican que las mujeres cuyos cánceres fueron detectados a través de mamografías tienen una esperanza de vida inferior a las que sólo utilizaron la auto-exploración.Este tipo de sospechas distan de ser nuevas.Ya al principio de los años 80, el difunto Dr.Robert Mendelsohn, en “Male practice, how doctors manipulate women” (Contemporary Books, Chicago, 1982), escribió: “He estado avisando durante años de que la mamografía anual realizada a mujeres sin síntomas podría producir más cánceres de los que Detecta”.Mendelsohn citó al Dr. C. Bailar III, editor jefe del Journal of the National Cancer Institute,haciendo la misma observación en un informe de 1975. “Su conclusión fue respaldada por Muchos estudios, que sugieren que las dosis acumuladas de rayos X con un exceso de 100 rads durante un período de 10 a 15 años pueden inducir cáncer de mama”, afirmó Mendelsohn.El Dr. Irwin Bross, del Roswell Park Memorial Institute en Buffalo, Nueva York, también advirtió en un subcomité del congreso en 1978 que un cuarto de millón de mujeres exploradas en el masivo programa de mamografías de la asociación NCI-ACS (National Cancer Institute- American Cancer Society) “en 15 ó 20 años serán víctimas de la peor epidemia yatrógena de cáncer de mama en la historia de la medicina”.

https://i1.wp.com/www.lanacion.com.ar/archivo/anexos/fotos/81/892681.jpg

La estructura genética de algunas mujeres les hacen particularmente susceptibles de desarrollar cáncer tras estar expuestas a radiaciones “tremendamente bajas”, provenientes bien de mamografías o de rayos X, según el Dr.Michael Swift, jefe de genética médica de la Universidad de Carolina del Norte (New England Journal of Medicine, 27 diciembre 1991). Afirma que cerca de un 1 por ciento de Mujeres podrían portar el gen ataxia-telangiectasia (A-T), lo que hace que tengan cinco o seis veces más posibilidades de desarrollar cáncer de mama y de ser inusualmente sensibles a la radiación ionizante de los rayos X.El Dr. Swift estudió a 1.599 familiares cercanos de gente con esta rara enfermedad asociada al gen. Estima que en los EE.UU., de entre 5.000 a 10.000 de los 180.000 casos de cáncer de mama diagnosticados cada año se podrían prevenir si las portadoras del gen A-T fuesen protegidas de la exposición a la radiación.Al publicar los descubrimientos del Dr.Swift, la revista estadounidense Glamour (octubre 1991) cita un estudio escocés y dos suecos que descubrieron que las mujeres de 40 a 50 años que se hacían mamografías de forma regular mostraban bien una incidencia de mortalidad por cáncer de mama más alta que las mujeres a las que se les hacía sólo un examen físico, o bien una reducción no significativa en la mortalidad.

https://i2.wp.com/www.elmanana.com.mx/upload/foto/9/5/7/mamografia_Sep_2008.jpg

En “How to survive medical treatment”(Como sobrevivir al tratamiento médico) (Century, 1987), Stephen Fulder dice de cualquier tipo de exploración en masa: “Por cada tipo de enfermedad que se detecta pronto, se da el caso de una enfermedad que es tratada cuando habría mejorado por sí misma, y un caso de una persona sana a la que se ha tratado o realizado una biopsia porque el test exploratorio dio un resultado equivocado”.Esta es precisamente la opinión de Johannes Schmidt, miembro de la Práctica para la Medicina de Familia y Epidemiología Clínica en Suiza. El 28 de marzo de 1992 escribió en The Lancet que los descubrimientos post-mortem muestran que muchos cánceres pequeños detectados por una mamografía hubiesen permanecido dormidos si no se hubiesen descubierto y alterado. Afirma que las exploraciones mamarias en masa tienen 10 veces más posibilidades de descubrir un cáncer clínicamente benigno que de prevenir una muerte por cáncer.La detección de casos dormidos es especialmente significativa porque el tratamiento convencional (e innecesario) que invariablemente sigue, también puede ser devastador para el paciente: radioterapia, quimioterapia, tratamiento a largo plazo con potentes fármacos, que han demostrado provocar otros cánceres. No es una coincidencia que el Bristol Cancer Help Centre (entre otros) haya construido su reputación desarrollando un programa para ayudar a que los pacientes a los que se les ha diagnosticado un cáncer sobrevivan al tratamiento.Si bien la mamografía en masa en el Reino Unido está en sus comienzos, la experiencia de otros países indica que las mamografías tienen un alto índice de errores.

https://i0.wp.com/impreso.milenio.com/media/imagecache/Principal/2009/09/18/mex-ten-42t4bn18.jpg

En Canadá, durante los cuatro primeros años de un ensayo de ocho años, alrededor del 70 por ciento de los resultados de las pruebas eran inaceptables. Sólo en los dos últimos años del ensayo, más de la mitad de los tests alcanzaron un nivel de calidad aceptable (The Lancet, 13 julio 1991). También nos llegan pruebas de Finlandia de que el nivel razonablemente alto de exactitud obtenido durante los ensayos de mamografías iniciales podría no repetirse en un programa nacional, en el que la sensibilidad a las mamografías podría ser un 25-50 por ciento inferior (JAMA, 28-29 julio 1992).Además de la inútil exposición a la radiación,la exploración rutinaria podría hacer que las mujeres estuviesen menos alertas a las posibles señales de peligro y demoren el pedir consejo.Daniel Kopans del Hospital General de Massachusetts, que ha escrito una crítica del anteriormente mencionado estudio canadiense,afirma: “Las mujeres podrían desarrollar una falsa sensación de seguridad al obtener un resultado negativo en una mamografía para un cáncer de mama”. (The Lancet, 17 agosto 1991).

Cancer De Seno: El Autoexamen

Amelia Rueda se Realiza el Autoexamen de Seno,Herramienta Fudamental en la Detección Temprana del cáncer.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s