Acción de gracias: Salmos 30.1-12


1 Señor, yo te alabo

porque tú me liberaste,

porque no has permitido

que mis enemigos se burlen de mí.

2 Señor, mi Dios,

te pedí ayuda, y me sanaste;

3 tú, Señor, me salvaste de la muerte;

me diste vida, me libraste de morir.

4 Vosotros, fieles del Señor, ¡cantadle himnos!,

¡alabad su santo nombre!

5 Porque su enojo dura un momento,

pero su buena voluntad, toda la vida.

Si lloramos por la noche,

por la mañana tendremos alegría.

6 Yo me sentí seguro, y pensé:

“Nada me hará caer jamás.”

7 Tú, Señor, en tu bondad,

me afirmaste en lugar seguro.

Pero me negaste tu ayuda

y el miedo me dejó confundido.

8 A ti, Señor, clamo;

a ti, Señor, suplico:

9 ¿qué se gana con que yo muera,

con que sea llevado al sepulcro?

¡El polvo no puede alabarte

ni hablar de tu fidelidad!

10 Señor, óyeme y ten compasión de mí.

Señor, ¡ayúdame!

11 Has cambiado en danzas mis lamentos,

me has quitado el luto

y me has vestido de fiesta.

12 Por eso, Señor y Dios,

no puedo quedarme en silencio:

¡te cantaré himnos de alabanza

y siempre te daré gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s