Archivo de la categoría: VEDANTA TEISTICA

Acción de gracias: Salmos 30.1-12

1 Señor, yo te alabo

porque tú me liberaste,

porque no has permitido

que mis enemigos se burlen de mí. Seguir leyendo Acción de gracias: Salmos 30.1-12

La poderosa voz del Señor: Salmos 29.1-11

1 Alabad al Señor, seres celestiales:

alabad el poder y la gloria del Señor, Seguir leyendo La poderosa voz del Señor: Salmos 29.1-11

El Señor escucha nuestros ruegos: Salmos 28.1-9

1 Señor, mi protector,

a ti clamo.

¡No te niegues a responderme!

Pues si te niegas a responderme,

El Señor es mi luz y mi salvación: Salmos 27.1-14

1 El Señor es mi luz y mi salvación,

¿de quién tendré miedo?

El Señor defiende mi vida,

Audio libros vaisnavas que conducen a la liberacion…

Afortunadamente me encontre con un devoto de Krsna quien tiene un blog dedicado a su gloria, pasatiempos y sabiduria sobre Sri Krsna.

En su blog podran encontrar los siguientes audio libros… Seguir leyendo Audio libros vaisnavas que conducen a la liberacion…

La seguridad de una vida limpia: Salmos 26.1-12

1 Señor, hazme justicia,

pues mi vida no tiene tacha.

Secretos de Jesucristo 1ª parte…

Hay muchas evidencias que indican la manipulacion de la iglesia Catolica Romana.  Si verdaderamente deseamos superarnos en el ambito espiritual, debemos dejar todo tipo de religion y entregarnos de lleno a Dios.

Seguir leyendo Secretos de Jesucristo 1ª parte…

2012: El Cuidado del Alma

En este seminario en vivo exploramos el concepto del cuidado del alma. El alma es eterna e indestructible, asi que, ¿porque necesitamos cuidarla? Cuando llenamos nuestra conciencia con impresiones de la vida material, reforzamos la concepción de la existencia ilusoria material. Llenando nuestra conciencia con impresiones espirituales nutre el alma, o precisamente, la concepción espiritual de la vida, ayudándonos a alcanza la auto realización. Seguir leyendo 2012: El Cuidado del Alma

Oración pidiendo la guía de Dios: Salmos 25.1-22

1 Señor, a ti dirijo mi oración; Seguir leyendo Oración pidiendo la guía de Dios: Salmos 25.1-22