Archivo de la etiqueta: Coran

Al-Asmā’ al-Husnà الأسماء الحسنى

Al-Asmā’ al-Husnà (الأسماء الحسنى), en árabe, “los nombres más hermosos”, también llamados los noventa y nueve nombres de Dios o noventa y nueve nombres de Alá, son las formas de referirse a Dios en el Islam.

Un canto de victoria: Salmos 21.1-13

1 Señor,

el rey está alegre porque le has dado fuerzas;

¡está muy alegre porque le has dado la victoria! Seguir leyendo Un canto de victoria: Salmos 21.1-13

Lo que Dios espera del hombre: Salmos 15.1-5

Govardhan Hill

1 Señor,

¿quién puede residir en tu santuario?

¿Quién puede habitar en tu santo monte? Seguir leyendo Lo que Dios espera del hombre: Salmos 15.1-5

Confianza en el Señor: Salmos 11.1-7

l_47761289e750477582bd4543a838c1ed.gif picture by killuminati-2012

1 Yo busco mi refugio en el Señor.

Es por demás que me digáis:

“Huye a los montes, como las aves. Seguir leyendo Confianza en el Señor: Salmos 11.1-7

El Señor, Juez justo: Salmos 7.1-17

1-2 Señor, mi Dios, en ti busco protección;

¡sálvame de todos los que me persiguen!

¡Líbrame, pues son como leones;

no sea que me despedacen

Oración al comenzar el día: Salmos 5.1-12

1-2 Señor, Rey mío y Dios mío,

escucha mis palabras,

atiende a mis gemidos,

oye mis súplicas,

Confianza en el Señor: Salmos 4.1-8

1 Dios y defensor mío,

¡contéstame cuando te llame!

Tú, que en mi angustia me diste alivio,

¡ten compasión de mí y escucha mi oración! Seguir leyendo Confianza en el Señor: Salmos 4.1-8

Oración pidiendo la ayuda de Dios: Salmos 3.1-8

Salmo de David, cuando huía de su hijo Absalom.

1 Señor,

muchos son mis enemigos,

muchos son los que se han puesto en contra mía, Seguir leyendo Oración pidiendo la ayuda de Dios: Salmos 3.1-8

Tú eres mi hijo(a): Salmos 2.1-12

Paganos

1 ¿Por qué se alborotan los pueblos paganos?

¿Por qué hacen planes sin sentido? Seguir leyendo Tú eres mi hijo(a): Salmos 2.1-12

La Verdadera Felicidad: Salmos 1.1-6

1:1 BIENAVENTURADO el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; Seguir leyendo La Verdadera Felicidad: Salmos 1.1-6