Archivo de la etiqueta: Hijo

Oración pidiendo la ayuda de Dios: Salmos 3.1-8

Salmo de David, cuando huía de su hijo Absalom.

1 Señor,

muchos son mis enemigos,

muchos son los que se han puesto en contra mía, Seguir leyendo Oración pidiendo la ayuda de Dios: Salmos 3.1-8

Tú eres mi hijo(a): Salmos 2.1-12

Paganos

1 ¿Por qué se alborotan los pueblos paganos?

¿Por qué hacen planes sin sentido? Seguir leyendo Tú eres mi hijo(a): Salmos 2.1-12

“El Despertar de la Conciencia”

Bautismo de Jesucristo

Cuando Jesucristo fue bautizado por Juan, el Espiritu Santo hizo que se le habriera la conciencia y recordara de donde habia venido y el proposito por el cual estaba en la tierra.  Seguir leyendo “El Despertar de la Conciencia”

“Rosario de la Madre María para la guía interna”

En nombre del amor incondicional del Padre, del Hijo, el Espíritu Santo y la Madre milagro, Amén.

(Inserte sus peticiones personales de orientación sobre temas específicos)

La dedicación a la ruta interior

 


Madre Maria

Amada Madre María, yo realmente quiero la vida abundante. Ya he tenido suficiente de mis limitaciones actuales, y estoy dispuesto a ir más allá de la lucha humana. Estoy dispuesto a cambiar mi vida y estoy dispuesto a cambiarme a mí mismo.Amada Madre María, muéstrame el camino verdadero que me lleva al reino de Dios, en la que todas las cosas buenas y perfectas son abundantemente manifiestas. Muestrame cómo encontrar el reino que Jesús dijo que está dentro de mí.Amada Madre María, yo estoy dispuesto a dejar de buscar el reino de Dios fuera de mí, y te pido que me muestres el camino interior a la vida abundante. Amada Divina Madre, enséñame a encontrar mi camino de regreso al reino de mi Padre Divino. Ayúdame a aceptar su reino como una realidad manifiesta en mi vida y en el planeta Tierra.

Buen Corazon

1. Amada Madre María, reconozco la verdad eterna de que el núcleo de mi identidad es bueno, que yo soy una persona de buen corazón. Por lo tanto, si yo supiera mejor, yo lo haría mejor.Amada Madre María, yo estoy dispuesto a conocer mejor.  Muestrame el sendero.

Dios te salve, Madre de Orientación
Dios te salve, María,  sabré
todo lo que necesito para crecer.
Al dejar detrás todo el miedo,
Siento tu presencia cada vez mas cerca.

Santa María, he estado ciego,
encontrare la clave del conocimiento .
Puedo tomar tu mano e ir en el interior,
La victoria de Cristo voy a ganar.

Llave del Conocimiento

2. Amada Madre María, me doy cuenta de que la última causa  de cualquier error que he cometido, cualquier circunstancia imperfecta en mi vida, es la ignorancia. Así pues, la llave maestra para manifestar la vida abundante es ampliar mi comprensión de la vida. Amada Madre María, con toda mis fuerzas, voy a tener la comprensión. Muestrame el sendero.

Repita Salve Madre de Orientación.

Mente Abierta

3. Amada Madre María, me doy cuenta de que para mejorar mi vida, tengo que conseguir un mayor entendimiento. Veo la ecuación de que si mis creencias actuales pudieran decirme todo lo que necesitaba saber, yo ya tendría la vida en abundancia. Amada Madre María, yo estoy dispuesto a abrir la mente y el corazón a un entendimiento que va más allá de mis conocimientos y creencias actuales. Muestrame el camino.

Repita Salve Madre de Orientación.

Piensa fuera de la caja

4. Amada Madre María, me doy cuenta de que la causa de todo progreso humano es una mayor comprensión. Si mi vida es para mejorar, debo atreverme a pensar fuera de la caja de mis creencias actuales. Amada Madre María, yo estoy dispuesto a saber lo que se necesita saber. Muestrame el camino.

Repita Salve Madre de Orientación.

Religiones

5. Amada Madre María, me doy cuenta de que el verdadero propósito de la religión y la ciencia es para liberarnos de todas las limitaciones humanas. Si yo ciegamente sigo un sistema de creencias exteriores, cierro mi mente y corazón a la mayor comprensión que me librará de mis limitaciones actuales. Amada Madre María, yo estoy dispuesto a desprenderme de todas las creencias que me alejan de la vida abundante. Muestrame el camino.

Repita Salve Madre de Orientación.

Cambio Personal

6. Amada Madre María, me doy cuenta de que si sigo haciendo lo mismo y espero resultados diferentes, estoy atrapado en una forma de locura. Si mi situación externa debe cambiar, tengo que empezar por cambiarme yo mismo. Amada Madre María, yo estoy dispuesto a saber cómo tengo que cambiar yo mismo. Muestrame el camino.

Repita Salve Madre de Orientación.

Hacerse la Victima

7. Amada Madre María, me doy cuenta de que si me veo a mí mismo como una víctima de las circunstancias ajenas a mi voluntad, estoy dando mi poder para mejorar mi vida. No podemos esperar pasivamente a Dios, el destino o la suerte de cambiar mi vida. Amada Madre María, yo estoy dispuesto a adoptar un enfoque activo y quiero saber qué puedo hacer para manifestar la vida abundante. Muestrame el camino

Repita Salve Madre de Orientación.

Espejo Cosmico

8. Amada Madre María, me doy cuenta que cuando Jesús nos dijo que hicieramos a los demás lo que queremos que nos hagan para con nosotros, él realmente estaba diciendo que el universo es un espejo. Lo que yo envíe se refleja de nuevo por el espejo cósmico. La única forma de cambiar lo que vuelve es cambiar lo que se envía. Amada Madre María, yo estoy dispuesto a mirar la viga en el ojo propio y cambiarme a mí mismo de modo que el universo puede reflejar de nuevo la vida en abundancia. Muestrame el camino.

Repita Salve Madre de Orientación.

Subconsciente

9. Amada Madre María, me doy cuenta de que es buena voluntad del Padre que me diera su reino. La razón por la cual no tengo la vida abundante es que en mi mente subconsciente hay ciertas creencias que me hacen rechazar lo que Dios me ofrece libremente. Amada Madre María, yo estoy dispuesto a cambiar todas las creencias que me impide manifestar el concepto inmaculado en la mente de Dios.

Repita Salve Madre de Orientación.

La tierra es del Señor y la plenitud del mismo. (3X) Amén.

La Tierra es de Dios

En nombre del amor incondicional del Padre, del Hijo, el Espíritu Santo y la Madre milagro, Amén.

Sellado del Rosario

Mother Mary

Amada Madre María, sella mi corazón, mi mente y mis sentimientos en tu amor incondicional y me llenes con tu cuidado infinito. Acepto tu amor, y me permito sentir tu presencia conmigo, ahora y siempre. Amén.